MEDIO DE INFORMACIÓN Y OPINIÓN DEL CLUB BALONCESTO CANARIAS Y DEL BALONCESTO EN GENERAL.

HISTORIA DEL CLUB BALONCESTO CANARIAS


CLUB BALONCESTO CANARIAS
HISTORIA OFICIAL
Durante el año 1933 se decidió la creación del primer campeonato de España. Por ese año, entre otros equipos de San Cristóbal de La Laguna (Tenerife) existía el Club Baloncesto Olimpic, y que más tarde, en septiembre de 1.939, pasaría a denominarse Club Baloncesto Canarias.

DÉCADA DE LOS CUARENTA:
Fue su primer Presidente, el ilustre señor don Agrícola García Espinosa de los Monteros. Son estos primeros años los que con entusiasmo y la dedicación se empezaban a forjar las bases de un proyecto deportivo, y que hoy nos sirve de estímulo para todos los que creemos en esta idea llamada Club Baloncesto Canarias. Destacar, y dentro de esta década, los años cuarenta, jugadores como los hermanos Felipe García, Miguel Hernández, José Rodríguez, Juan Martín, Francisco Pérez Llombet, Roberto García Mora, Mariano Soria, Enrique Carracedo, Domingo del Castillo y tantos otros que harían la lista interminable y que no por ser la época más brillante tiene menos valor a la hora de recordarles como importantes eslabones en la historia del Club Baloncesto Canarias.

DÉCADA DE LOS CINCUENTA:
A su primer presidente, Don Agrícola García Espinosa de los Monteros, siguió Don Emilio González Díaz de Celis y Don Jesús Samarín, hasta entrar en la década de los cincuenta, donde ya se le considera como uno de los Club más importantes de la Provincia. En esta década de los cincuenta, llegaban los primeros éxitos, compitiendo en las fases nacionales de segunda división. De tal forma, que en la temporada 1951-52 llega el primer gran triunfo del club con la conquista del campeonato de Canarias y el subcampeonato nacional de segunda división. El trofeo de esta última competición es uno de los más preciados de nuestra vitrina, por ser el primero conseguido fuera de las islas. Entrenaba aquel equipo Roberto García Mora y jugaban entre otros Ezequiel y Tomás Pinto, Isidoro Salazar, Domingo del Castillo, Pedro Morán, Lucas Santana,... Más tarde, y en la temporada 1954-55 se obtiene el Campeonato de Tenerife, rigiendo el club Don Félix Álvaro Acuña y Dorta. Y a finales de la década de los cincuenta, en la temporada 1959-60 el equipo, entrenado por Don Arturo Morales, consigue el Campeonato de Canarias, con esta plantilla de jugadores: Elfidio Alonso, José Wehbe, Rafael Martínez, Víctor Rojas, Manuel Alcántara, Tarsis Morales, José Rojas, Ezequiel Pinto y Javier Arvelo.

DÉCADA DE LOS SESENTA:
La década de los años sesenta, que comenzaba con los mejores auspicios con ese Campeonato, se vino abajo al tener que abandonar la Cancha Municipal, al ser utilizada ésta para otras obras. Como consecuencia, se origina un descenso del nivel deportivo de nuestro club, que solo la importante gestión de los presidentes Don Francisco Morales y Don Roberto García de Mora, pudieron salvar el bache deportivo, gracias a una entrega absoluta en los momentos quizás más difíciles, en los más de sesenta años de historia del Club. Es digna de mención, en esta década la contratación para cursillos intensivos del técnico nacional Ignacio Pinedo, así como el gran trabajo realizado con la cantera.
Unos de los grandes valedores y secretario del Club durante muchos años fue el ya fallecido don Juan Ríos Tejera, quien hoy da nombre al Pabellón Municipal, donde disputamos nuestros partidos. Con él, colaboraron Don Mateo Arbelo, Don Santiago Martín, Don Carlos Pérez Llombet, Don Alberto Delgado Martín, Don Emilio González Díaz de Celis y Don Armando Sigut, entre otros.
En la segunda mitad de la década de los sesenta, trajo consigo un descenso del interés por el baloncesto local, y por ende se palpa la crisis en casi todos los clubes insulares, siendo de justicia hacer resaltar en esta época, en que nadie quería saber del problema del baloncesto local, la figura de nuestro entrañable Don Juan Miranda González, que queda como único baluarte de la supervivencia de nuestro club en unos momentos de grave crisis. A partir de este momento, entra en escena, y a formar parte de lo que en adelante será y sigue siendo la gran familia canarista, con el nuevo presidente Don José Domingo Gómez, y sus más allegados colaboradores: Don Alberto Reyes, Don Domingo Luis Martín, Don Domingo Meca, Don Isidoro Salazar, Don Rafael Cabrera... que darían nuevo impulso a nuestro club.
Al final de la década de los sesenta y principios de los setenta, se ficha como entrenador a quien con el tiempo se convertiría en el principal y casi el único timón del Club Baloncesto Canarias, Don José Cabrera Vidal, y con él comenzamos una renovación de los objetivos de nuestro club. Ya se hablaba de llevar al Canarias a las más altas cotas del baloncesto nacional.

DÉCADA DE LOS SETENTA:
En la primera etapa de la década de lo setenta, se consiguen contabilizar en las temporadas 1971-72, 1972-73 y 1973-74, tres campeonatos Regionales consecutivos y asistiendo a las fases de ascenso a la máxima categoría, a saber: Campeonato de Canarias (Segunda División, grupo C), en la temporada 1971-72, teniendo la posibilidad de jugar la promoción a Primera División, perdiéndose ésta con el Pineda. Campeonato de Canarias, temporada 1972-73, fase de ascenso sin que pueda superar la promoción al caer en este caso ante el Breogán de Lugo. Temporada 1973-74, por tercera vez consecutiva se queda campeón de Canarias, y en la fase de ascenso nos clasificamos en tercer lugar. En esta temporada ingresa en nuestro club Joby Wright, el primer americano de la historia del Club Baloncesto Canarias.
En la siguiente campaña obtenemos el Subcampeonato de Segunda División, grupo C, jugando en nuestro equipo el tejano Jeff Overhouse.
En la temporada 1975-76 el club participa por primera vez en la recién creada liga de Primera B, acabando en un brillante cuarto puesto, sin que se pudiera ascender de categoría. La plantilla de este año estaba formada por Fernando Esquivel, José Manuel Hernández, Javier Hernández, Simón Martín, Fernando Manzano, Juan Diego Fajardo, Manuel de las Casas, Juan Carlos Díaz, Cristóbal Santana y el norteamericano Jim Brown.
Al final de la década de los setenta, temporada 1979-80, ingresa en el club Pablo Casado que sustituye en el cargo a José Cabrera, quien pasa a ocupar la secretaría técnica. El club desde 1976 ya jugaba sus encuentros en el pabellón cubierto del colegio Luther king.

DÉCADA DE LOS OCHENTA:
Los años ochenta, marcaría el inicio de una década gloriosa. Esta etapa se inicia, con el ascenso, en la temporada 1980-81, a la máxima categoría del baloncesto español, tras haber conseguido el tercer lugar en la Liga de Primera B. Esta fue la plantilla, sin americano, que logró tan brillante hazaña: el malogrado Ricardo Bethencourt, Fernando Esquivel, Antonio García, Juan Méndez, Chus González, Domingo Camacho, Manuel de las Casas, Ventura de la Rosa, Eduardo Aciego y Chince de Lafuente.
La historia, ha sido comparada por los eruditos, con un árbol, siendo la raíz, los fundamentos que justifican en parte la existencia y la identidad. Todo esto se iba consiguiendo. En estos años, el Club, fue creando un profundo arraigo en la población, de tal forma, que la cantidad de adeptos aumentaba día a día. Producto de este efecto, aparecieron grupos de aficionados como “la peña del ron” y nuestra más incondicional seguidora la “Peña San Benito”, y que de estas líneas agradecemos su labor de apoyo durante muchos años, y que aún hoy siguen apostando por una bandera llamada Club Baloncesto Canarias.
Sería imprudente no agradecer a todos los que de una manera u otra, han colaborado como aficionado, socio o teniendo puestos de responsabilidad en el Club. Debemos destacar al popular “Fandiño”, que durante años, fue fiel reflejo de la vida en imágenes del Club.
La temporada 1981-82 el Club Baloncesto Canarias, pese a tener al norteamericano Larry Mcnell, como máximo anotador de la isla y al legendario Carmelo Cabrera “el maestro” en sus filas, no logra permanecer en Primera, desciendo de categoría.
En la temporada siguiente, continuando con Pablo Casado en la dirección técnica, el club logra el subcampeonado de Primera B, y su segundo ascenso a la Primera División. La plantilla de esa campaña la formaba: el malogrado Ricardo Bethencourt, Carmelo Cabrera, Rubén Rodríguez, Luis José López Abellán, Juan Méndez, Manuel de las Casas, Jesús González, Antonio Sacedo, Antonio García y Moisés Said.
En la temporada 1983-84 el equipo logra mantenerse en Primera División gracias a la aportación de un equipo muy experimentado con jugadores exmadridistas como Walter Szczerbiak, Randy Maister y Luis Mari Prada, junto a los ya conocidos como el malogrado Ricardo Bethencourt, Carmelo Cabrera, Manuel de las Casas o Juan Méndez. El sueco norteamericano Gary Trevet dirigió técnicamente al equipo.
No podemos olvidar que la temporada 1983-84 el Club Baloncesto Canarias, junto con otros quince equipos cofudan lo que es hoy la Asociación de Clubes de Baloncesto (A.C.B.), y cuya clasificación final de aquella temporada fue:
- Real Madrid
- Barcelona
- Joventut Massana
- CAI Zaragoza
- Cajamadrid
- Cacaolat Granollers
- OAR Ferrol
- Licor 43
- Araboatxo Baskonia
- Caja de Ronda
- CafisaCanarias 
- Fórum Filatélico
- Estudiantes
- Peñas Recreativas
- Hospitalet ATO
- Ebro Manresa

En la campaña siguiente, el equipo, tras el cumulo de errores, hasta tres entrenadores en ese año (Trevet, Santamaría y el tritemente fallecido F. Antón), se desciende a la Primera B, denominándose esa temporada LuckyCanarias. En diciembre, de esa misma temporada, se cambia a Jeff Jenkins por el que posteriormente se convertiría en el ídolo de la afición, Eddie Lee Philips, formando pareja con Peter Budko.
Tras los errores de la temporada 1984-85, la Junta Directiva rearma una plantilla de cara al ascenso.
Con la contratación de José Carlos Hernández Rizo como técnico, se logra lo que nadie hasta entonces había logrado, que el Club Baloncesto Canarias, ascendiera, por tercer año, como campeón de la Primera B, y casi de manera imbatible. Con un Eddie Lee Phillips, siendo el máximo anotador de la liga, con anotaciones, que hasta entonces eran inverosímiles (50 puntos), el Club Baloncesto Canarias se paseó glorioso por esta competición.
En 1.984 el Club Baloncesto Canarias, participa en el Torneo Internacional de Asia, consiguiendo un meritorio tercer puesto por delante de equipos tan importantes como La Norn de Bolonia (Italia), Ortez (Francia), Yugoplástica (Antigüa Yugoslavia), Bayer de Munich (Alemania)... hasta un total de 16 países.
En la temporada 86-87, se conseguiría la primera clasificación más alta en la historia de nuestro Club, lográndose, un sexto puesto de la liga ACB, siendo su entrenador José Carlos Hernández Rizo.
A partir de esa temporada se desatan sentimientos que hoy por hoy, aún perduran en algunos aficionados y socios, ya que la gloria y el orgullo de pertenecer al Club Baloncesto Canarias, se convirtieron en unos de los patrimonios más sólidos de la entidad. 
EL CLUB BALONCESTO CANARIAS ES UN SENTIMIENTO QUE PERDURARÁ EN EL TIEMPO.
La clasificación de la temporada 1986-87 en ACB:
- Barcelona
- Ron Negrita Joventut
- CAI Zaragoza
- Real Madrid
- Estudiantes Caja Postal
- CajaCanarias
- Cacaolat Granollers
- Caja de Álava
- Caja Bilbao
- TDK Manresa
- Oximesa
- Magia de Huesca
- Fórum Filatélico
- Gin MG
- Leche Río Breogán
- Clesa Ferrol

En 1987, recibe por su trayectoria y tras los méritos deportivos más recientes en aquellos momentos el TEIDE DE ORO.
La temporada 1987-88, con un quinteto inolvidable y de un lujo muy difícil de repetir, con una pareja de norteamericanos Eddie Phillips y Mike Harper, y que a la postre se convertirían, en una pareja de americanos intratables dentro de la pista, llegando ha ser reconocidos por la prensa nacional como la mejor pareja de americanos que habían recalado en España.
En ésta misma campaña y por circunstancias extra-deportivas, se le da la baja a Eddie Phillips y Mike Harper, siendo sustituido por Ricky Winslow y Kenny Perry, dos jugadores más modestos, pero que junto al trabajo del buen plantel nacional, con destacada participación de los nuevos como Salva Díez, Matías Marrero o Germán González, junto a los ya clásicos Carmelo Cabrera, Manuel de las Casas y Juan Méndez, determinaron que la campaña 87-88 concluyera, entre los seis mejores equipos de España, repitiendo la misma clasificación de anterior campaña.
- Barcelona
- Real Madrid
- CAI Zaragoza
- Ram Joventut
- Estudiantes Tadagres
- CajaCanarias 
- Cacaolat Granollers
- Taugres
- Fórum Filatélico
- Magia de Huesca
- Oximesa
- Caja Bilbao
- Bancobao Villalba
- Caja de Ronda
- TDK Manresa
- Grupo IFA Español

Como consecuencia de las clasificaciones de las temporadas 1986/87 y 1987/88 (sexto en ambas), disputa en dos ocasiones los cuartos fe final de la Copa de su Majestad el Rey, junto a los equipos: del Real Madrid, Juventud de Badalona, Barcelona y Caja Bilbao.
Es un orgullo para el Club Baloncesto Canarias, ser el primer equipo de baloncesto canario, que abandera el nombre de Canarias y de La Laguna al participar en competiciones europeas, como fue la Copa Korac, fruto de su clasificación en las temporadas 1986/87 y 1987/88.
Continuar en la élite le resultaba cada día más difícil al Club Baloncesto Canarias que jornada tras jornada llenaba las gradas del Pabellón " Juan Ríos Tejera ", una instalación Municipal que suplía al Luther King. La temporada 86-87 el esponsor se denominaba Cajacanarias, al estar patrocinado por la Caja General de Ahorros, el equipo juega en la Serie A-1 en la temporada 88-89, no pudiendo permanecer en ella, llegando a disputar la primera eliminatoria de los play-off de descenso con el fugaz rival capitalino, el Tenerife Número Uno, a quien se les inmoló de la cancha, tras una apasionante eliminatoria. En las filas del Club Baloncesto Canarias como extranjero estaba el exjugador de la NBA, Kurt Nimpjius quién hizo pareja con Dan Bingenheimer.
Tom Tolber y Alex Stivrins, en determinados momentos de una larga y nada brillante campaña de nuestros colores.

DÉCADA DE LOS NOVENTA:
La década de los noventa, viene marcada por un deterioro importante del Club. Dicho declive se origina por la mala gestión, y consecuentemente, esta situación, se dejan notar en el terreno deportivo.
Con la desaparición de Don Santiago Martín, le sustituye en la presidencia del Club, el vicepresidente primero Don Hermoso. A partir de esta etapa se desencadena un devenir de presidentes, y que por orden cronológico fueron: Don Francisco Estaban, Don Benigno Afonso y Don Claudio García, encontrándose todos ellos con un Club en bancarrota.
Con esta situación de quiebra, se plantean soluciones, entre las que estaba, la “fusión”.
Mientras en el terreno deportivo, se buscaba el regreso a la ACB, jugándose dos temporadas consecutivas los play-off por el ascenso, siendo presidente en esta etapa Don Benigno Afonso. Ambos intentos, fracasaron, estado en las filas de ese equipo el excelente jugador Ray Smith.
La realidad económica hacía tambalear los cimientos de la Entidad. Y se baraja como única solución; “la fusión”. La que supuestamente iba a solucionar todos los problemas.
Con esta fusión nació el Tenerife Canarias, previos pactos y que posteriormente fueron incumplidos.
Lo cierto, que la mal llamada “fusión” fue un absoluto fracaso, y ello, se debió como dijimos, al incumplimiento de todo lo pactado, donde todas las señas de identidad del C.B. Canarias serían aniquiladas.
De tal manera, que de la seudo-fusión y con la tracción por bandera, nació el Tenerife CB SAD, mientras el Club Baloncesto Canarias yacía en categoría autonómica.


PRIMERA DÉCADA DEL SIGLO XXI:
A finales de la década de los noventa, y cuando todo el mundo daba por muerto al CB Canarias, poco a poco y desde el pozo donde nos había puesto, empezamos a levantar la cabeza, llevado de la mano de Roberto Marrero.
Es cierto, que el mayor patrimonio del Club, el humano; la afición y los socios, se sentían traicionados y desencantados.
Pero un grupo pequeño de socios en un acto de defensa de lo nuestro, y con el concurso de un grupo de personas, toman las riendas del Club Baloncesto Canarias, apoyados por un corto número de incondicionales, y que sin ellos, este proyecto no sería el mismo.
Las personas, que forman la directiva, se convierten en la única esperanza para los aficionados y socios del Club. Esta Junta Directiva encabezada por el presidente Don Roberto Marrero, con mucho trabajo, esfuerzo, sacrificio y dedicación, proponen una idea de futuro, con la premisa de la reconstrucción y la defensa de nuestro Club.
Se crea Cantera Base 1939 Canarias, para representar al Club Baloncesto Canarias.
El ascenso a la Liga EBA, en Don Benito, marca un punto de inflexión de cara al futuro que está por venir.
A partir de aquí, el aficionado y el socio empieza a creer que es posible devolverle la identidad perdida a nuestro Club. Con el ascenso que se produjo en la temporada 96-97 en Don Benito y con Jou Costa de entrenador, poco a poco el aficionado se fue sumando.
Luego, llegaría el ascenso a la LEB II, con Pocho Jerez, a la conclusión de la campaña 2001-02. Tras cinco temporadas en la entonces división de bronce del baloncesto español, el Club Baloncesto Canarias ascendía en la temporada 2006-07 a la LEB Oro con Alejandro Martínez en el banquillo.

¡¡¡SEGUIMOS HACIENDO HISTORIA!!!